INICIO / banca /

Moody’s Local también ratifica buena calificación del Banco de la Nación

Moody’s Local también ratifica buena calificación del Banco de la Nación

9:46 am / 31 Julio, 2020

La calificadora de riesgo Moody’s Local ratificó la categoría A otorgada como Entidad al Banco de la Nación. Asimismo, en su sesión de Comité ratificó la clasificación AA+.pe asignada a la Primera Emisión contemplada dentro del Primer Programa de Bonos Subordinados.

Recientemente, la calificadora de riesgo Apoyo & Asociados Internacionales, en su comité del 2 de junio de 2020, mantuvo la clasificación A al Banco de la Nación como Institución, y también mantuvo las clasificaciones AAA(pe) y AA+(pe) para sus Obligaciones de Largo Plazo y sus Bonos Subordinados, respectivamente.

Las clasificaciones asignadas por Moody’s Local se sustentan en la calidad soberana del único accionista del Banco, el Estado Peruano, que mantiene una clasificación de riesgo internacional de A3 con perspectiva estable otorgada por Moody’s Investors Service a su deuda de largo plazo en moneda extranjera.

 

La Calificadora señala que en esa línea, también se considera el nivel de solvencia del Banco, medido a través del ratio de capital global, el cual se ubica en 15.86% al 31 de mayo de 2020. Suma a lo anterior, la función estratégica del Banco como agente subsidiario en el sistema financiero, además de su rol en la economía como facilitador de inclusión financiera, siendo la entidad bancaria con mayor cobertura a nivel nacional a la fecha de corte de análisis.

 

Del mismo modo, se pondera favorablemente en la evaluación los aún adecuados niveles de cobertura de la cartera problema con provisiones, los cuales, si bien disminuyen a lo largo de los últimos ejercicios evaluados, se mantienen por encima del promedio registrado por la banca múltiple. “Al respecto, se debe indicar que dicha evolución en la cobertura con provisiones recoge la recomposición de la cartera de créditos del Banco, la cual presentó una tendencia creciente en la participación de los créditos de consumo hasta el cierre del 2019, segmento cuya morosidad viene incrementándose”, señala el informe de Moody’s.

 

Cabe recordar que el Banco presentó una importante reducción en los créditos otorgados al Gobierno Nacional, como consecuencia de la falta de grandes obras de infraestructura pública que requieran financiamiento por parte del Banco, sumado a la coyuntura política-económica del país observada en los últimos años.

(LEA También: Banco de la Nación: Afiliados a la banca celular superan los 2,1 millones a junio 2020)

Adicionalmente, la evaluación recoge el bajo riesgo crediticio del portafolio de inversiones del Banco, al ser más del 90% del mismo de riesgo soberano. “No menos importante resultan los adecuados ratios de liquidez que presenta el Banco, tanto en moneda nacional como en moneda extranjera, los cuales se ubican por encima del promedio de la banca múltiple al corte de análisis”.

Limitaciones

Sin perjuicio de lo anterior, Moody’s señala que limita al Banco contar con una mayor clasificación el riesgo de injerencia política inherente a las entidades estatales, lo que podría impactar el manejo de los recursos y el logro de los objetivos planteados. Por otro lado, la clasificación incorpora las restricciones legales que impiden que la participación de créditos con relación al total de activos se incremente, así como la alta concentración en los depósitos. En tal sentido, se debe mencionar que la limitación que mantenía el Banco para captar depósitos en zonas del país donde la banca privada tenga presencia fue levantada a través del Decreto Supremo N°141-2020-EF en el cual se incorporó, entre otros, que pueda recibir de los trabajadores del Estado depósitos a plazo y abrir cuentas por compensación de tiempo de servicios a sus propios trabajadores, además de cuentas básicas a las personas naturales en todo el territorio nacional.

 

Adicionalmente, se observa que los indicadores de morosidad del Banco mantienen una tendencia creciente, siendo importante mencionar que dicho comportamiento se explica parcialmente por la disminución de los créditos otorgados al Gobierno Nacional y el incremento de los créditos de consumo; no obstante, los indicadores de calidad de cartera aún se ubican favorablemente por debajo de lo que exhibe en promedio la banca múltiple.

Reprogramaciones

Como se sabe, debido a los efectos de la pandemia COVID-19 la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) implementó medidas que permiten a las entidades financieras reprogramar préstamos con el fin de contener el riesgo de crédito y preservar la solvencia del sistema financiero.

En ese sentido, el Banco de la Nación ha reprogramado aproximadamente el 27% de su cartera bruta al 31 de mayo de 2020 (26% al 30 de junio de 2020), de los cuales gran parte corresponde a préstamos Multired (94% del total reprogramado a mayo y 87% a junio de 2020), los mismos que si bien no cuentan con garantías reales, están relacionados a préstamos de consumo de trabajadores del Estado quienes reciben su sueldo por planilla a través del Banco, lo cual mitiga parcialmente el riesgo de crédito y, con ello, el potencial aumento en el riesgo de deterioro futuro de la cartera de créditos del Banco por efectos de la pandemia, refiere el informe de Moody’s.

Asimismo, producto de las reprogramaciones, se espera un ajuste en la generación de flujos del Banco, al haber otorgado en promedio tres meses de periodo de gracia (sin intereses ni gastos), siendo relevante que se realice un seguimiento cercano al comportamiento de pago de dichos deudores, pues un nivel de atrasos significativo tendría un efecto negativo en los indicadores de calidad de cartera, rentabilidad, liquidez y solvencia del Banco, finaliza la Calificadora.

Comparte en:

avatar