+ Reflexionando con Diego San Esteban

Diego San Esteban

Monedas Digitales de Bancos Centrales (CBDC): Transformando la Economía de América Latina

En una región donde la volatilidad económica y la exclusión financiera son desafíos arraigados, las CBDC ofrecen un camino hacia un sistema financiero más eficiente y equitativo.

22 Octubre, 2023 / 10:45 am

Las Monedas Digitales de Bancos Centrales (CBDC) han emergido como una tendencia disruptiva en el mundo financiero, y su impacto en América Latina podría ser profundo. En esta región, caracterizada por la volatilidad económica y desafíos persistentes de inclusión financiera, las CBDC ofrecen soluciones innovadoras. Examinemos en detalle las ventajas y desventajas de estas monedas digitales en el contexto latinoamericano.

Ventajas de las CBDC en América Latina:

1. Eficiencia en las transacciones: Las CBDC tienen el potencial de transformar la forma en que las transacciones se realizan en América Latina. La eliminación de intermediarios y la capacidad de liquidación en tiempo real pueden agilizar los sistemas de pago, reduciendo los costos y tiempos de las transacciones. Esto es especialmente beneficioso en una región donde la volatilidad económica y los múltiples tipos de cambio pueden complicar las operaciones financieras.

2. Inclusión financiera: En América Latina, donde una gran parte de la población no tiene acceso a servicios financieros, las CBDC pueden ser un catalizador para la inclusión. Las personas en áreas rurales o remotas, donde las sucursales bancarias son escasas, podrían acceder a servicios financieros a través de plataformas digitales respaldadas por CBDC.

3. Control de la política monetaria: Los bancos centrales podrían ejercer un mayor control sobre la política monetaria con la introducción de CBDC. Esto les permitiría ajustar con mayor precisión la oferta monetaria, las tasas de interés y otras herramientas para estabilizar la economía y combatir la inflación, una preocupación constante en la región.

4. Crecimiento económico: La eficiencia de las transacciones respaldadas por CBDC puede impulsar la actividad económica. Empresas y consumidores experimentarían una mayor facilidad al realizar pagos, lo que podría estimular el comercio y la inversión en la región.

5. Facilitación de transacciones internacionales: En países con fuertes flujos de remesas, las CBDC simplificarían las transacciones internacionales, reduciendo los costos y las complejidades asociadas con la conversión de divisas y la intermediación. Esto sería especialmente beneficioso para economías como la de México o El Salvador, que dependen en gran medida de las remesas.

Desventajas de las CBDC en América Latina:

1. Desafíos técnicos e infraestructurales: La implementación exitosa de las CBDC requeriría inversiones significativas en infraestructura tecnológica. Muchos países de América Latina, especialmente aquellos en desarrollo, podrían luchar por financiar y construir la infraestructura necesaria para respaldar el funcionamiento de las CBDC.

2. Vulnerabilidad a ciberataques: Dado que las CBDC operarían en entornos digitales, serían susceptibles a ciberataques y posibles intentos de piratería. La seguridad cibernética sería una preocupación crítica, y se requerirían medidas rigurosas para garantizar la integridad y protección de los sistemas.

3. Compromiso de la privacidad del usuario: La implementación de CBDC podría plantear preocupaciones sobre la privacidad del usuario. Dependiendo del diseño y las políticas aplicadas, podría haber riesgos de vulneración de la privacidad o que las transacciones sean utilizadas con fines de vigilancia, lo que requeriría un equilibrio cuidadoso.

4. Riesgo de exacerbación de la desigualdad de ingresos: Si las CBDC no se distribuyen de manera equitativa o si no se abordan las disparidades en el acceso a la tecnología, podrían agravar la desigualdad de ingresos existente en la sociedad. Asegurar que todos los segmentos de la población puedan acceder y utilizar CBDC de manera justa será un desafío clave.

¿Por qué deberíamos implementar CBDC en América Latina?

La implementación de las Monedas Digitales de los Bancos Centrales (CBDC) en América Latina conlleva una serie de ventajas significativas. En una región donde la volatilidad económica y la exclusión financiera son desafíos arraigados, las CBDC ofrecen un camino hacia un sistema financiero más eficiente y equitativo. Al agilizar las transacciones, las CBDC reducirían los costos y tiempos asociados con los pagos, lo que es esencial en una región marcada por la inflación y múltiples tipos de cambio. Esto estimularía el crecimiento económico y la actividad comercial al permitir una mayor facilidad en las transacciones. Además, la inclusión financiera, una meta importante en América Latina, se vería impulsada significativamente. Las personas que anteriormente no tenían acceso a servicios financieros podrían aprovechar las CBDC a través de plataformas digitales, rompiendo las barreras geográficas y sociales. En un contexto de alta inflación, las CBDC también ofrecen la oportunidad de estabilizar la moneda y permitir un mejor control de la política monetaria. Esto sería beneficioso para los bancos centrales en la región, ya que podrían utilizar las CBDC para influir con mayor precisión en la oferta monetaria y las tasas de interés, lo que contribuiría a la estabilidad económica. Además, las CBDC facilitarían las transacciones internacionales, lo que es especialmente ventajoso en países con importantes flujos de remesas, como México y El Salvador, reduciendo los costos y simplificando las complejidades asociadas con la conversión de divisas.

¿Por qué no deberíamos implementar CBDC en América Latina?

Sin embargo, la implementación de las CBDC en América Latina no está exenta de desafíos y riesgos. En primer lugar, se requeriría una inversión significativa en infraestructura tecnológica para respaldar el funcionamiento de las CBDC, y muchos países de la región, especialmente aquellos en desarrollo, podrían luchar por financiar estas mejoras. Además, las CBDC serían vulnerables a ciberataques y piratería, lo que plantea preocupaciones de seguridad cibernética que deben ser abordadas de manera rigurosa. La implementación de las CBDC también plantea cuestiones relacionadas con la privacidad de los usuarios. Si no se manejan adecuadamente, las CBDC podrían utilizarse para supervisar las transacciones de los ciudadanos, lo que suscita preocupaciones sobre la privacidad y la potencial vulneración de los derechos individuales. Por último, existe el riesgo de que las CBDC exacerbaren la desigualdad de ingresos si no se distribuyen de manera equitativa o si no se abordan las disparidades en el acceso a la tecnología. En un momento en que la inclusión financiera es una prioridad en América Latina, este riesgo debe ser gestionado cuidadosamente. En resumen, mientras que las CBDC ofrecen oportunidades emocionantes para la región, su implementación debe ser acompañada por un enfoque equilibrado que aborde los desafíos técnicos, de seguridad y de privacidad, y garantice una distribución equitativa para evitar un mayor aumento en la desigualdad.

Iniciemos un Debate sobre la Implementación de CBDC en América Latina

Es hora de abrir un diálogo franco y constructivo sobre la implementación de las Monedas Digitales de los Bancos Centrales (CBDC) en América Latina. En una región caracterizada por la volatilidad económica y desafíos persistentes de inclusión financiera, las CBDC representan una oportunidad única de transformar el sistema financiero. Sin embargo, antes de avanzar, es esencial sopesar las ventajas y desventajas de esta transición.

Las estadísticas respaldan la necesidad de este debate. América Latina enfrenta una brecha significativa en la inclusión financiera. Según el Banco Mundial, aproximadamente el 50% de la población adulta de la región carece de acceso a servicios financieros formales. Además, la inflación ha sido históricamente un problema en varios países latinoamericanos, con tasas anuales que en algunos casos superan el 10%. Esto subraya la urgencia de explorar soluciones que estabilicen la moneda y permitan un control más efectivo de la política monetaria.

Sin embargo, los desafíos son igualmente notorios. La infraestructura tecnológica insuficiente y las preocupaciones sobre la seguridad cibernética son obstáculos significativos que deben abordarse. Además, la privacidad de los usuarios y el riesgo de exacerbación de la desigualdad de ingresos son preocupaciones legítimas que merecen atención.

El objetivo de este llamado a la acción es iniciar un debate informado y bien fundamentado. Instamos a gobiernos, instituciones financieras, expertos en tecnología, y ciudadanos a participar en esta discusión crucial. La implementación de las CBDC en América Latina es un paso importante, y no podemos dejarlo al azar. A través de un diálogo constructivo, podemos explorar cómo maximizar los beneficios de las CBDC mientras mitigamos los riesgos. Juntos, podemos dar forma al futuro financiero de la región, fomentando la inclusión financiera, la estabilidad económica y la innovación. ¡El debate comienza ahora!

Agregue un comentario

(*) Son campos obligatorios.


Diego San Esteban

Presidente Latam Open Finance & Chief Sales Director N5

Soy un profesional pragmático, de visión estratégica, referente de la región. Mas de 30 años de experiencia transformando la industria financiera, desarrollada en más de 180 clientes, 120 de ellos, bancos y aseguradoras de la región.

Trabajando en 4 mesas de innovación de bancos centrales de la región, colaborando con 3 ministerios de desarrollo tecnológico e innovación de Centro América y Latam Norte.

Soy presidente de Latam Open Finance una organización internacional que fomenta la inclusión financiera. Director del posgrado de especialización de gestión de entidades financieras de la Universidad de Buenos Aires, una de las mejores de América. Responsable del desarrollo y estrategia comercial de N5, una empresa dedicada a la industria financiera con un crecimiento anual del 500% y nombrada por Microsoft como la startup del año 2021 para Latam & Caribe.

Vamos a reflexionar sobre los temas que afectan, impactan o modifican los comportamientos de la industria financiera, vamos a fundamentar la reflexión en datos, en comportamientos del mercado, en la realidad contextual y fundamentalmente en el sentido común, buscando romper silos de pensamiento

Reflexionar en tiempos de crisis es una necesidad, hay que detener toda acción producida por la inercia para generar valor.