+ Reflexionando con Diego San Esteban

Diego San Esteban

Desafíos de los pagos en Latinoamérica

La IA tiene el potencial de transformar el sector de los pagos, ofreciendo soluciones innovadoras, eficientes y personalizadas para los distintos actores y necesidades del ecosistema.

6 Noviembre, 2023 / 7:00 am

Latinoamérica es una región muy diversa y heterogénea, con diferentes niveles de desarrollo económico, social y tecnológico. Esto se refleja también en el ámbito de los pagos, donde conviven distintos medios, canales, actores e infraestructuras que presentan oportunidades y desafíos para la inclusión financiera, la eficiencia, la seguridad y la innovación.

Algunos de los desafíos que enfrentamos en los pagos en Latinoamérica son:

• La baja penetración de los servicios financieros formales, especialmente entre los sectores más vulnerables, rurales y/o informales de la población. Según el Informe Global Findex , solo el 54,4% de los adultos en Latinoamérica tiene una cuenta bancaria, frente al 68,5% a nivel mundial. Además, el 21,6% de los adultos recibe pagos en efectivo por su trabajo, y el 44,5% paga sus facturas en efectivo.

• La alta dependencia del efectivo como medio de pago predominante, lo que implica costos de manejo, transporte y seguridad, así como riesgos de evasión fiscal, lavado de dinero y exclusión financiera. Según el Informe de Inclusión Financiera del Banco Mundial, el efectivo representa el 87% del valor de las transacciones en Latinoamérica, frente al 67% a nivel mundial.

• La fragmentación y la falta de interoperabilidad entre los distintos sistemas, plataformas y proveedores de servicios de pago, lo que limita la oferta, la competencia, la calidad y la accesibilidad de los mismos. Según el Informe de Pagos Minoristas del Banco de Pagos Internacionales, en Latinoamérica hay una gran variedad de esquemas de pago, tanto nacionales como regionales, que operan con diferentes estándares, normas y tecnologías, lo que dificulta la integración y la armonización de los mismos.

• La baja adopción y el uso limitado de los medios de pago electrónicos y digitales, tanto por parte de los consumidores como de los comercios, debido a factores como la falta de confianza, la baja educación financiera, la escasa infraestructura, los altos costos, las barreras regulatorias y la resistencia al cambio. Según el Informe de Pagos Minoristas, en Latinoamérica solo el 18% de los adultos usa una tarjeta de débito para hacer compras, y solo el 8% usa una tarjeta de crédito, frente al 40% y al 18% a nivel mundial, respectivamente.

¿Cómo puede ayudar la inteligencia artificial?

La inteligencia artificial (IA) es la capacidad de las máquinas de realizar tareas que normalmente requieren inteligencia humana, como el procesamiento del lenguaje natural, el reconocimiento de imágenes, el aprendizaje automático, la toma de decisiones y la resolución de problemas. Este sabes que es un tema que me apasiona así que intentaré no extenderme. La IA tiene el potencial de transformar el sector de los pagos, ofreciendo soluciones innovadoras, eficientes y personalizadas para los distintos actores y necesidades del ecosistema.

Algunas de las aplicaciones de la IA en los pagos son:

• La prevención y detección del fraude, mediante el uso de algoritmos que analizan el comportamiento, los patrones y las anomalías de los usuarios, las transacciones y los dispositivos, y que alertan o bloquean las operaciones sospechosas o fraudulentas.

• La optimización de los procesos de pago, mediante el uso de sistemas que automatizan y agilizan las tareas de validación, autorización, liquidación y conciliación de los pagos, reduciendo los errores, los costos y los tiempos de ejecución.

• La mejora de la experiencia del cliente, mediante el uso de herramientas que facilitan y simplifican el acceso y el uso de los servicios de pago, como los asistentes virtuales, los chatbots, los sistemas de reconocimiento facial o de voz, y las billeteras digitales.

• La generación de valor agregado, mediante el uso de soluciones que proveen información, asesoramiento y recomendaciones personalizadas a los clientes, basadas en el análisis de sus datos, preferencias y hábitos de consumo, y que les permiten gestionar mejor sus finanzas, ahorrar, invertir o acceder a créditos.

¿Qué es la ISO 20022? (no podía dejar de incluirla en este artículo)

La ISO 20022 es un estándar internacional que define una metodología, un proceso y un repositorio común para el desarrollo de mensajes y procesos de negocio en el ámbito financiero. La ISO 20022 utiliza el lenguaje XML (eXtensible Markup Language) para estructurar y codificar los datos que se intercambian entre los distintos participantes del sistema financiero, como bancos, operadores de pago, infraestructuras de mercado, clientes y reguladores.

La ISO 20022 tiene como objetivo facilitar la interoperabilidad, la integración y la innovación de los sistemas y servicios financieros, ofreciendo un lenguaje común, rico y flexible que puede adaptarse a las distintas necesidades y requerimientos de cada caso de uso. La ISO 20022 también busca mejorar la calidad, la seguridad y la eficiencia de los procesos financieros, permitiendo el intercambio de datos más completos, precisos y consistentes.

¿Cuáles son los beneficios y desafíos de la ISO 20022?

La adopción de la ISO 20022 puede traer múltiples beneficios para los distintos actores del ecosistema de pagos, tales como:

• Para los clientes, la ISO 20022 puede mejorar la experiencia de pago, al permitir el envío y la recepción de más información asociada a las transacciones, como los datos del beneficiario, el concepto, las facturas, los impuestos, etc. Esto puede facilitar la conciliación, el cumplimiento normativo, la trazabilidad y la transparencia de los pagos.

• Para los proveedores de servicios de pago, la ISO 20022 puede reducir los costos y los riesgos operativos, al simplificar y estandarizar los procesos de pago, eliminando las ineficiencias, los errores y las devoluciones. También puede aumentar los ingresos y la competitividad, al habilitar la oferta de nuevos productos y servicios de valor agregado, basados en el análisis de los datos de los pagos.

• Para las infraestructuras de mercado, la ISO 20022 puede incrementar la capacidad, la velocidad y la seguridad de los sistemas de pago, al optimizar el uso de los recursos, la escalabilidad y la resiliencia. También puede favorecer la armonización, la convergencia y la interoperabilidad de los sistemas de pago, tanto a nivel nacional como regional e internacional.

Sin embargo, la adopción de la ISO 20022 también implica algunos desafíos y complejidades, tales como:

• La coordinación y la colaboración entre los distintos participantes del ecosistema de pagos, para definir e implementar los estándares, las normas y las mejores prácticas de la ISO 20022, respetando los principios de proporcionalidad, flexibilidad y adaptabilidad.

• La gestión del cambio y la transición desde los formatos y sistemas actuales hacia la ISO 20022, considerando los aspectos técnicos, operativos, organizativos y regulatorios, así como los costos, los plazos y los recursos necesarios.

• La capacitación y la educación de los usuarios y los proveedores de servicios de pago, para asegurar el conocimiento, la comprensión y el aprovechamiento de las ventajas y las oportunidades que ofrece la ISO 20022.

¿Por qué los postnet físicos pueden desaparecer?

Los postnet físicos son los dispositivos que se utilizan en los comercios para aceptar pagos con tarjetas de crédito o débito, mediante la lectura de la banda magnética, el chip o la tecnología contactless de las mismas. Sin embargo, estos dispositivos pueden desaparecer en el futuro, debido a la evolución y la innovación de los medios de pago electrónicos y digitales, que ofrecen alternativas más cómodas, rápidas y seguras para los usuarios y los comercios.

Algunas de estas alternativas son:

• Los pagos móviles, que permiten realizar pagos con el teléfono celular, sin necesidad de llevar la tarjeta física, mediante aplicaciones como MODO, Mercado Pago, Todo Pago, Ualá, etc. Estas aplicaciones también permiten enviar y recibir dinero entre personas, pagar facturas, recargar el celular, etc.

• Los pagos QR, que permiten realizar pagos escaneando un código QR con el teléfono celular, sin necesidad de usar el postnet físico, mediante plataformas como Modo, Cuenta DNI, Bimo, etc. Estas plataformas también permiten acceder a beneficios, promociones y descuentos.

• Los pagos online, que permiten realizar pagos por internet, sin necesidad de usar el postnet físico, mediante servicios como PayPal, PayU, Stripe, etc. Estos servicios también permiten realizar pagos internacionales, con diferentes monedas y métodos de pago.

Estas alternativas tienen sus pros y sus contras, que deben ser evaluados por los usuarios y los comercios. Algunos de los pros son:

• La comodidad y la practicidad de no tener que llevar la tarjeta física, ni tener que ingresar el PIN o firmar el comprobante.

• La rapidez y la eficiencia de no tener que esperar a que el postnet físico se conecte, procese o imprima el comprobante.

• La seguridad y la protección de no tener que exponer la tarjeta física, ni los datos personales o bancarios, ante posibles robos, clonaciones o fraudes.

Algunos de los contras son:

• La dependencia y la vulnerabilidad de tener que contar con un teléfono celular, con batería, con conexión a internet y con saldo suficiente para realizar los pagos.

• La complejidad y la confusión de tener que elegir entre las diferentes opciones, aplicaciones, plataformas y servicios que existen en el mercado, y de tener que registrarse, verificar y actualizar los mismos.

• La regulación y la supervisión de tener que cumplir con las normas, los requisitos y los controles que establecen los organismos competentes, como el Banco Central, la AFIP, la UIF, etc.

¿Necesitamos monedas digitales en los países?

Las monedas digitales son unidades de valor que se crean, almacenan y transfieren de forma electrónica, sin la intervención de una autoridad central, como un banco o un gobierno. Las monedas digitales más conocidas son las criptomonedas, como el bitcoin, el ethereum, el litecoin, etc., que se basan en la tecnología blockchain, que es un sistema de registro distribuido, encriptado y seguro.

Las monedas digitales pueden tener ventajas y desventajas para los países, que deben ser analizadas con criterio y precaución. Algunas de las ventajas son:

• La inclusión financiera, al permitir el acceso a los servicios financieros a personas que no tienen una cuenta bancaria, o que viven en zonas remotas o con poca infraestructura financiera.

• La innovación financiera, al impulsar el desarrollo de nuevos productos y servicios financieros, basados en la tecnología digital, que pueden ofrecer soluciones más eficientes, transparentes y competitivas.

• La soberanía financiera, al reducir la dependencia de los sistemas financieros tradicionales, que pueden estar sujetos a restricciones, interferencias o crisis, y al facilitar la diversificación de los activos y las fuentes de ingreso.

Algunas de las desventajas son:

• La volatilidad financiera, al estar expuestos a fuertes fluctuaciones de los precios, que pueden afectar el valor y la estabilidad de las monedas digitales, y generar especulación, incertidumbre y pérdidas.

• La inseguridad financiera, al estar expuestos a posibles robos, hackeos, fraudes o errores, que pueden comprometer la integridad y la confidencialidad de las monedas digitales, y generar daños, reclamos y litigios.

• La regulación financiera, al estar expuestos a posibles sanciones, prohibiciones o limitaciones, que pueden imponer los gobiernos, los bancos centrales, los reguladores o los supervisores, y generar conflictos, multas y riesgos.

El uso de medios de pago electrónicos y digitales, como los pagos móviles, los pagos QR y los pagos online, puede tener un impacto en las principales variables económicas de micro y macro, como la inflación, el crecimiento, el empleo, el consumo, la inversión, el ahorro, el déficit fiscal, la deuda pública, el tipo de cambio, la balanza de pagos, etc. El impacto dependerá de varios factores, como el grado de adopción, la regulación, la competencia, la innovación, la seguridad y la confianza de estos medios de pago.

En general, se espera que el uso de medios de pago electrónicos y digitales tenga efectos positivos sobre la economía, al reducir los costos de transacción, aumentar la eficiencia del sistema financiero, facilitar la inclusión financiera, mejorar la recaudación tributaria, ampliar las opciones de financiamiento, estimular el comercio interno y externo, y fomentar la transparencia y la rendición de cuentas. Estos efectos pueden contribuir a elevar el nivel de actividad, el bienestar social y la estabilidad macroeconómica.

Sin embargo, también existen algunos riesgos y desafíos asociados al uso de medios de pago electrónicos y digitales, como la dependencia tecnológica, la vulnerabilidad a los ciberataques, el fraude, la evasión, el lavado de dinero, la fuga de capitales, la competencia desleal, la concentración de mercado, la pérdida de privacidad, la exclusión digital, la desintermediación financiera, la erosión de la soberanía monetaria, la pérdida de seigniorage, la dificultad de implementar la política monetaria, la volatilidad de los precios, la inestabilidad financiera, etc. Estos riesgos pueden afectar negativamente a la economía, al generar distorsiones, ineficiencias, desigualdades, conflictos, crisis y contagios.

Para aprovechar los beneficios y mitigar los riesgos de los medios de pago electrónicos y digitales, se requiere de una adecuada regulación, supervisión, coordinación, cooperación y educación por parte de las autoridades monetarias, financieras, fiscales y regulatorias, tanto a nivel nacional como internacional. Asimismo, se requiere de una adecuada infraestructura, innovación, seguridad y confianza por parte de los proveedores, intermediarios y usuarios de estos medios de pago.

En este contexto, surge la pregunta de si los países necesitan o no emitir sus propias monedas digitales, es decir, monedas digitales de banco central (CBDC), que serían la versión electrónica de sus monedas fiduciarias, respaldadas y emitidas por sus bancos centrales. Una CBDC podría tener ventajas, como mejorar la eficiencia, la seguridad y la inclusión de los pagos, facilitar la implementación de la política monetaria y fiscal, aumentar la competencia y la innovación en el mercado de pagos, y contrarrestar el auge de las criptomonedas privadas. Pero también podría tener desventajas, como afectar la rentabilidad y la estabilidad de los bancos comerciales, generar riesgos operativos y cibernéticos, invadir la privacidad de los usuarios, y generar efectos no deseados sobre la demanda de dinero, la oferta de crédito, el tipo de interés, el tipo de cambio, la inflación, etc.

Por lo tanto, la decisión de emitir o no una CBDC dependerá de las características, las necesidades, las oportunidades y los desafíos de cada país, así como de los avances tecnológicos, regulatorios y de mercado que se produzcan en el ámbito de los pagos digitales. Algunos países ya han emitido o están desarrollando sus propias CBDC, como China, Bahamas, Suecia, etc., mientras que otros están estudiando o experimentando con esta posibilidad, como Estados Unidos, Unión Europea, Japón, Canadá, etc. En el caso de Argentina, el Banco Central ha manifestado su interés y su cautela por este tema, y ha creado una comisión para analizar los aspectos técnicos, legales y económicos de una eventual CBDC.

¿Cómo articular una mejora en la red de adquirencia?

La red de adquirencia es el conjunto de actores, infraestructuras y procesos que intervienen en la aceptación, la autorización, la liquidación y la compensación de los pagos con tarjetas de crédito o débito. La red de adquirencia está compuesta por los comercios, los adquirentes, las redes de procesamiento, las marcas de tarjetas, los emisores y los usuarios.

Para articular una mejora en la red de adquirencia, se deben considerar los siguientes aspectos:

• La calidad y la seguridad de los servicios, garantizando que los pagos se realicen de forma rápida, eficiente y confiable, cumpliendo con los estándares y las normas de la industria, y protegiendo los datos y los fondos de los usuarios y los comercios.

• La competencia y la innovación de los actores, fomentando la entrada y la participación de nuevos proveedores de servicios de pago, que puedan ofrecer soluciones más atractivas, convenientes y accesibles para los usuarios y los comercios, y que puedan adaptarse a las nuevas tendencias y demandas del mercado.

• La inclusión y la educación de los usuarios y los comercios, promoviendo el uso y el beneficio de los medios de pago electrónicos y digitales, especialmente entre los sectores más desfavorecidos, rurales y/o informales de la población, y brindando información, asesoramiento y capacitación sobre los mismos.

¿Cómo hacer para que este desafío sea encarado desde una perspectiva de inclusión financiera sin perder la mirada de revenue y captura de clientes si fueras un banco?

Si fuera un banco, para hacer frente a este desafío, tendría que buscar un equilibrio entre la inclusión financiera y el revenue y la captura de clientes, teniendo en cuenta los siguientes factores:

• La misión y la visión del banco, definiendo los objetivos, los valores y la estrategia del banco, y alineando los mismos con los principios y las metas de la inclusión financiera, como el acceso, el uso, la calidad y el impacto de los servicios financieros.

El segmento y el mercado del banco, identificando las necesidades, las preferencias y los hábitos de los clientes actuales y potenciales, y ofreciendo productos y servicios financieros adecuados, atractivos y competitivos para los mismos, especialmente para los que están excluidos o sub-atendidos por el sistema financiero formal.

• El modelo y la propuesta de valor del banco, diseñando y desarrollando soluciones financieras innovadoras, eficientes y personalizadas, que generen valor para los clientes, para el banco y para la sociedad, y que se basen en el uso de la tecnología, la inteligencia artificial y los datos.

• La regulación y la supervisión del banco, cumpliendo con las normas, los requisitos y los controles que establecen los organismos competentes, como el Banco Central, la AFIP, la UIF, etc., y colaborando con los mismos para promover la inclusión financiera, la seguridad financiera y la estabilidad financiera.

Todos temas mas que interesantes, a todos ellos les había dedicado un artículo pero no los había articulado juntos nunca. Una mirada mas global que muestra o demuestra que todos estos temas no pueden encararse con una visión de silos. Este es el verdadero desafío que enfrentamos y que intento demostrar aquí. Las visiones de silo son interesantes, profundas, específicas y mas ágiles…pero que no se articulan entre ellas y eso las estanca, las perjudica al generar grandes barreras que si las trabajamos bajo un mismo concepto desaparecen.

Gran reflexión para darle fin al articulo

Los pagos digitales son el presente y el futuro de la economía. No te quedes atrás, aprovecha las oportunidades y los beneficios que te ofrecen, y sé parte de la transformación financiera. Infórmate, capacítate, innova y participa en este desafío, que nos involucra a todos.

Diego San Esteban

 

Agregue un comentario

(*) Son campos obligatorios.


Diego San Esteban

Presidente Latam Open Finance & Chief Sales Director N5

Soy un profesional pragmático, de visión estratégica, referente de la región. Mas de 30 años de experiencia transformando la industria financiera, desarrollada en más de 180 clientes, 120 de ellos, bancos y aseguradoras de la región.

Trabajando en 4 mesas de innovación de bancos centrales de la región, colaborando con 3 ministerios de desarrollo tecnológico e innovación de Centro América y Latam Norte.

Soy presidente de Latam Open Finance una organización internacional que fomenta la inclusión financiera. Director del posgrado de especialización de gestión de entidades financieras de la Universidad de Buenos Aires, una de las mejores de América. Responsable del desarrollo y estrategia comercial de N5, una empresa dedicada a la industria financiera con un crecimiento anual del 500% y nombrada por Microsoft como la startup del año 2021 para Latam & Caribe.

Vamos a reflexionar sobre los temas que afectan, impactan o modifican los comportamientos de la industria financiera, vamos a fundamentar la reflexión en datos, en comportamientos del mercado, en la realidad contextual y fundamentalmente en el sentido común, buscando romper silos de pensamiento

Reflexionar en tiempos de crisis es una necesidad, hay que detener toda acción producida por la inercia para generar valor.