INICIO / actualidad /

78% de CEOs a nivel global espera que el trabajo remoto se mantenga

78% de CEOs a nivel global espera que el trabajo remoto se mantenga

4:10 pm / 21 Agosto, 2020

Los CEOs de las principales empresas a nivel mundial han identificado que el trabajo remoto, los procesos de automatización y la poca densidad en las oficinas se mantendrán en el largo plazo, según el CEO Panel Survey 2020 de PwC. Según la encuesta, 61% de los encuestados afirman que los modelos de negocio serán más digitales en el futuro, un cambio que se ha acelerado por la pandemia.

Cuando el COVID-19 se afianzó, los líderes empresariales de todo el mundo se vieron forzados a tomar una serie de decisiones de gran importancia. En los primeros días de la pandemia, los líderes empresariales se dieron cuenta que las capacidades digitales de sus organizaciones determinarían su habilidad de adaptación a estas circunstancias. Este descubrimiento ayudó en la adopción de iniciativas digitales, tanto para los clientes como para los trabajadores.

Para el 78% de los encuestados, la colaboración de manera remota se mantendrá como modalidad en los próximos meses. Otras tendencias que se mantendrán serán la automatización (76%) y la baja densidad en las oficinas (61%) tras la adaptación de las personas al trabajo en casa. Latinoamérica es la región donde los CEOs ven esta última tendencia con mejores ojos (69%), estimando que se mantendrá por mucho tiempo en adelante.

Los CEO de servicios financieros tienen más probabilidades que sus pares de otras industrias de elegir la digitalización de operaciones y procesos centrales como su cambio de modelo de negocio de mayor prioridad y el 29% lo clasifica en primer lugar.

Asimismo, los líderes de las industrias de la salud y tecnología, medios y telecomunicaciones tienen más probabilidades (24%) de agregar productos y servicios virtuales. Los primeros ya tienen en mira las enormes oportunidades que se han abierto para la telemedicina desde el inicio del COVID-19; y los segundos reconocen la alta demanda de los clientes de entretenimiento en el hogar.

Por otro lado, existe un pesimismo significativo entre los CEOs respecto al crecimiento económico mundial, mucho mayor al de finales de 2019, con solo el 30% afirmando que esperan un crecimiento para finales del presente año. El Banco Mundial prevé que la economía mundial se contraiga un 5,2% en 2020, lo que representa la recesión más profunda desde la Segunda Guerra Mundial. A nivel interno, los líderes también enfrentan cierto nivel de incertidumbre en sus operaciones: solo el 15% indicó sentirse muy confiado en las perspectivas de ganancia de sus organizaciones.

“El brote de COVID-19 ha tenido un gran impacto en las operaciones de las empresas en todo el mundo. Sin embargo, si bien el golpe económico ha sido considerable, la pandemia también ha permitido acelerar los procesos de digitalización, lo cual llevará a las empresas a un nuevo nivel de competitividad. Aquellas organizaciones con la resiliencia necesaria para aprovechar este momento de crisis y convertirlo en uno de aprendizaje, serán las que alcancen el éxito en este nuevo contexto”, comenta Orlando Marchesi, Socio Principal de PwC Perú.

Con este nuevo panorama, hay 3 aspectos claves que los directorios deben tomar en cuenta en los próximos 12 meses mientras se adaptan a las nuevas formas de hacer negocios:

 

1. Infraestructura digital: aquellas empresas que adoptaron rápidamente prácticas digitales o cambiaron sus cadenas de suministro han tenido un impacto menor de la crisis. Una parte crítica de esta transformación será mejorar el sistema informático y contar con óptimas capacidades de analytics.

2. Mayor flexibilidad en el trabajo, centrada en el bienestar del colaborador: al planear distintos escenarios, deben considerarse aspectos médicos, económicos y sociales. El foco en mayor flexibilidad no solo se ajusta a la crisis, es la evolución de cómo se realizará el trabajo.

3. Llevar la agilidad de respuesta al siguiente nivel: adoptar las innovaciones que han surgido durante la crisis para implementarlas en la cultura de la organización. Es clave revisar el tiempo de respuesta a la crisis y ver cómo se da un paso adelante. Entender cómo la organización puede mantener la agilidad permitirá aprovechar nuevas oportunidades cuando se quiera y no cuando se necesite.

Al enfrentarse a una creciente crisis de salud mundial, debían mantener seguros a sus empleados y clientes, encontrar alternativas de abastecimiento, interpretar las preferencias cambiantes de los consumidores y, en algunos casos, descubrir cómo mantenerse a flote. Algunas de estas decisiones fueron soluciones rápidas, destinadas a resolver un problema urgente. Sin embargo, otros han revelado capacidades y oportunidades que antes no parecían posibles y que podrían cambiar fundamentalmente el modelo comercial de su empresa, a medida que los países emergen de varias etapas de crisis.

Comparte en:

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments