INICIO / microfinanzas /

“El modelo de las microfinanzas no será sostenible en 10 años”

“El modelo de las microfinanzas no será sostenible en 10 años”

1:30 pm / 24 Julio, 2018

La revolución tecnológica ha puesto en jaque al modelo de negocio de las microfinancieras. Según Omar Crespo, Gerente de Innovación de MiBanco, este modelo es obsoleto y será insostenible dentro de diez años.

Por ello, la entidad a la que representa está ejecutando una estrategia digital que asegure la existencia de un canal que se caracterice por ser mitad digital, mitad análogo. Este trabajo involucrará e impactará en los campos de la información, de la cultura dentro de la empresa, del talento de sus colaboradores y del soporte profesional.

“En MiBanco tenemos claro que, por los estudios realizados, el modelo de las microfinanzas no será sostenible en 10 años, es un modelo obsoleto, caduco y antiguo”, afirmó Crespo en el evento “La Transformación Digital en el Sector Financiero”, organizado por la Universidad ESAN.

Tal fue el impacto de las nuevas tecnologías en la economía que esta entidad inauguró un centro de innovación donde se experimentan soluciones tecnológicas que responden a las necesidades de sus clientes.

“Creamos nuestro centro de innovación. Una oficina pequeña con tres personas y ahora somos 22. Trabajamos en este modelo de cocrear, con el cliente, soluciones con agentes, clientes y asesores, para que nos digan qué sienten y qué quieren y nos vamos al campo para validar lo que hacemos”, dijo.

Cambios globales

La evolución de las nuevas tecnologías ha originado un mundo volátil, de mucha incertidumbre y falta de equidad, refirió Crespo. “Entonces, hoy tenemos que pensar en cómo tomamos acciones en este mundo de demasiada volatilidad. Un mundo donde si baja el precio del cobre, impactará rápidamente en la economía o si mañana sale algo sobre Odebrecht se complicarán las inversiones”.

Esta realidad obliga a que los bancos y microfinancieras elaboren estrategias empleando las bondades de la economía digital, donde se maneje, gestione, combine y monetice la información, ya que esto va a dar mucho poder al negocio, a decir de Crespo.

La reducción de inversión e inspección es otro hecho que deviene de la revolución tecnológica y que impacta en las empresas.

Transformación digital en las empresas

Para Crespo, las entidades financieras aún no comprenden totalmente lo que significa seguir un proceso de transformación digital, que no implica necesariamente el uso de nuevas tecnologías dentro de las compañías. “Lo que se necesita es comprender qué es un proceso de transformación digital y no necesariamente es usar tecnología, recursos de TI o poner tecnología a los procesos, o capacitar a la gente en transformación. Esto requiere crear capacidades que hoy probablemente no existen”.

Crespo dijo que estas nuevas capacidades deben garantizar la creación de estructuras flexibles que soporten los procesos de los bancos, entender y cambiar la cultura en la que se desarrollan las empresas. “Las tecnologías también son importantes, pero los procesos de transformación digital se tienen que comprender desde la base de lo que implican para empezar a hacerlos”.

En esa línea, subrayó que el sector financiero debe entender que el proceso de transformación digital brinda una oportunidad para elaborar una estrategia que les permita desarrollarse en el contexto que se vive actualmente.

“No es un tema de sistemas, ni del área de gerencia, ni de marketing, sino una oportunidad estratégica donde se pueden incorporar nuevas tecnologías, pero sobre todo nuevas lógicas, para que el negocio sea más eficiente y productivo. Y sobre todo recambios de estructuras en el modelo de operación y que se tengan oportunidades que se puedan capitalizar en el mundo digital. Hay que ver cuánto esfuerzo requiere y cuánta educación”.

Este no es el caso de las empresas peruanas. Para Crespo, las instituciones financieras se encuentran en la etapa inicial del proceso de adaptación. “¿Qué están haciendo las empresas? Cuando empiezan a hacer transformación, hay tres componentes que más salen a relucir. Lo primero es la transformación de la experiencia del cliente, lo segundo, la transformación de la recepción y lo tercero, el cambio del modelo de negocio. Dentro de ese proceso de adopción todavía estamos en etapas tempranas”, indicó.

SUSCRÍBASE O LEA UNA REVISTA GRATIS AQUÍ

(Artículo publicado en +Finanz@s Edición 14)

Comparte en:

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments