INICIO / finanzas /

S&P bajó a negativa la perspectiva de seis instituciones financieras peruanas

S&P bajó a negativa la perspectiva de seis instituciones financieras peruanas

5:09 pm / 15 Octubre, 2021

S&P Global Ratings revisó hoy a negativa de estable la perspectiva de cinco bancos peruanos y de una companía controladora que tiene la mayoría de sus activos en Perú. Al mismo tiempo, confirmó sus calificaciones en escala global de estas entidades:

− Credicorp Ltd.
− Scotiabank Perú S.A.A.
− Banco BBVA Perú
− Banco Internacional del Perú S.A.A. – Interbank
− Corporación Financiera de Desarrollo S.A. (COFIDE)
− Fondo Mivivienda S.A. (FMV)

La revisión de las perspectivas de las instituciones financieras es posterior a la revisión del 14 de
octubre de 2021 de la perspectiva de Perú (moneda extranjera: BBB+/Negativa/A-2; moneda local: A-/Negativa/A-2) a negativa de estable.

 

La revisión refleja que hay una posibilidad de al menos una en tres de que se baje la calificación en los siguientes seis a 24 meses si los desafíos políticos, en medio de tensiones entre el poder ejecutivo y el Congreso de Perú, contribuyen a un débil desempeño económico que empeore el perfil financiero del soberano. La fragmentación política tras las recientes elecciones ha aumentado el riesgo de incertidumbre política y ha pesado sobre la confianza de los inversores, sostiene la Calificadora.

“Podríamos bajar las calificaciones de Perú durante los próximos dos años si la prolongada incertidumbre política o sobre las políticas, o posibles eventos externos adversos, erosionan la confianza de los inversores y limitan las expectativas de crecimiento del PIB de mediano plazo. Eso, a su vez, podría empeorar los indicadores fiscales y de deuda del soberano, lo que derivaría en una baja de calificación. Podríamos revisar la perspectiva a estable durante los próximos dos años si una formulación de políticas estable y previsible y una gestión económica eficaz respalda la confianza de los inversores y las expectativas de crecimiento a mediano plazo de Perú, lo que ayudaría a estabilizar la erosión de las finanzas públicas y la carga de la deuda soberana”.

 

“Nuestras calificaciones de Perú limitan las de las instituciones financieras ubicadas en ese país o
que están expuestas al mismo, ya que no consideramos que las entidades puedan resistir un escenario de incumplimiento soberano, dada su gran exposición al país en forma de créditos e instrumentos. Además, el potencial deterioro de los fundamentos crediticios del soberano reduciría en cierta medida su capacidad para brindar apoyo extraordinario del gobierno al sistema financiero y a las entidades financieras relacionadas con el gobierno si fuera necesario. Dados estos factores, revisamos las perspectivas de cinco entidades financieras en Perú y una compañía controladora que tiene la mayoría de sus activos relevantes y contribuciones de dividendos en ese país”

S&P señala que las perspectivas y calificaciones de Banco de Crédito del Perú, MiBanco e Intercorp Financial Services Inc. no se ven afectadas porque ya tenían perspectivas negativas que reflejaban la tendencia negativa de su Análisis de Riesgo de la Industria Bancaria por País (BICRA, por sus siglas en inglés) de Perú.

 

Análisis de Riesgo de la Industria Bancaria por País (BICRA) de Perú

La Clasificadora señala que el riesgo económico de Perú refleja su bajo PBI per cápita (de aproximadamente US$ 6,000) y su relativamente elevada exposición a sectores cíclicos tales como el de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y el de microfinanciamiento. Proyecta que el PBI crezca 12% en 2021 que se explica principalmente por un repunte muy alto de la caída del PBI del 11% en 2020. Debido a la inestabilidad política, es probable que los inversores se mantengan más cautelosos, lo que contribuirá a un crecimiento más lento del PBI de 3.0% en 2022. “Esperamos que el crédito se expanda un solo dígito en el área inferior en los siguientes dos años y que la calidad de activos se debilite en 2021 debido a la gran proporción de economía informal, los bajos niveles de ingresos y a medida que se diluyan los efectos de las moratorias de crédito y los paquetes de apoyo, y luego la calidad de activos comience a recuperarse en 2022. La tendencia del riesgo económico de Perú es negativa. A pesar del sustancial paquete de estímulo del gobierno, la economía de Perú fue una de las más afectadas en la región por COVID-19. Consideramos que el riesgo de crecientes pérdidas crediticias en Perú podría afectar la rentabilidad y la capitalización de los bancos. Esperamos que las pérdidas crediticias se moderen en 2021, ya que los bancos generaron la mayoría de las provisiones para pérdidas crediticias en 2020. Sin embargo, los activos improductivos a la cartera total de crédito continuarán aumentando este año a medida que se eliminen las moratorias de crédito y los paquetes de apoyo”.

La Clasificadora agrega que el riesgo de la industria para los bancos que operan en Perú se beneficia de un marco regulatorio sólido, con amplia cobertura de supervisión y supervisión periódica basada en riesgos bajo un regulador altamente profesional. Tanto el banco central como la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS), que regula a los bancos y las compañías de seguros, son muy activos. Además, Perú ha implementado los estándares de Basilea III adaptados al sistema financiero local. Los bancos peruanos se han beneficiado de una sólida rentabilidad, aunque esta se ha debilitado durante la pandemia, pero esperamos una recuperación gradual. “También consideramos que el sistema financiero del país tiene indicadores de capital saludables y una mezcla diversificada de fondeo con una proporción significativa de depósitos de clientes leales, así como un fuerte apoyo del gobierno para proporcionar liquidez si es necesario. No esperamos que la reciente ley sobre límites máximos a las tasas de interés afecte significativamente la rentabilidad de los bancos, pero medidas adicionales como esta podrían debilitar la dinámica competitiva del sistema”.

 

COFIDE

La perspectiva negativa de COFIDE para los siguientes 24 meses refleja la perspectiva de la calificación soberana de Perú. “Además, podríamos bajar las calificaciones si los indicadores de calidad de activos se deterioran más allá de nuestras expectativas ante una exposición crediticia concentrada por clientes y sectores. También podríamos bajar la calificación del banco si su índice de capital ajustado por riesgo (RAC, por sus siglas en inglés) cae consistentemente por debajo de 5% debido a requerimientos de provisiones mayores de lo esperado o al crecimiento del riesgo crediticio”.

Escenario positivo

“Podríamos revisar la perspectiva del banco a estable si revisáramos la perspectiva de las calificaciones soberanas a estable, al tiempo que el resto de los factores fundamentales se mantiene sin cambio”.

FONDO MIVIVIENDA

La perspectiva negativa de FMV refleja la de Perú, dado que consideramos que FMV seguirá desempeñando un importante papel de política pública en la mejora del déficit de vivienda de Perú. Por lo tanto, las calificaciones del FMV probablemente se muevan en línea con las del soberano. “Podríamos bajar las calificaciones del FMV en los próximos 24 meses después de bajar las calificaciones soberanas, o si bajamos la calidad crediticia intrínseca del FMV (perfil crediticio individual; SACP) dos niveles (notches) a ‘bb+’. Sin embargo, es poco probable que en este momento revisemos a la baja su perfil crediticio”.

Escenario positivo

“Podríamos revisar la perspectiva del banco a estable en los siguientes 24 meses si tomamos la misma acción sobre Perú, al tiempo que el resto de los factores fundamentales se mantienen sin cambios”.

 

INTERBANK

La perspectiva negativa de Interbank para los siguientes 24 meses refleja la perspectiva de la calificación soberana. “Además, es posible que bajemos la calificación si la calidad de activos del banco se debilita significativamente por encima del promedio de la industria dada su alta exposición al segmento minorista”.

Escenario positivo

“Podríamos revisar la perspectiva del banco a estable si revisáramos la perspectiva de lascalificaciones soberanas a estable, al tiempo que el resto de los factores fundamentales se mantiene sin cambio”.

SCOTIABANK PERÚ

“La perspectiva negativa de Scotiabank Perú refleja la perspectiva de Perú, y nuestra expectativa de que las calificaciones del banco se muevan en línea con las del soberano en los siguientes 12 a 24 meses, debido a su elevada exposición al mercado local”.

“Consideramos a Scotiabank Perú una subsidiaria estratégicamente importante para Bank of Nova Scotia (BNS; A+/Estable/A-1), pero no esperamos que la entidad reciba apoyo extraordinario de su controladora en caso de estrés del soberano. En nuestra opinión, la importancia de Scotiabank Perú para su controladora otorga una protección contra múltiples impactos en el SACP del banco, si, por ejemplo, el perfil de riesgo no mejora según lo esperado, y/o si su índice de RAC se deteriora significativamente como resultado de un incremento en el riesgo en el sistema bancario”.

Escenario positivo

“Podríamos revisar la perspectiva del banco a estable si revisáramos la perspectiva del soberano de nuevo s a estable”.

 

BBVA PERÚ

“La perspectiva negativa de Banco BBVA Perú refleja la perspectiva de Perú, y nuestra expectativa de que las calificaciones del banco se moverán en línea con las del soberano en los siguientes 12 a 24 meses, debido a su elevada exposición al mercado local. Consideramos que el banco es una subsidiaria estratégicamente importante para Banco Bilbao Vizcaya Argentaria S.A. (A-/Estable/A-2), pero no esperamos que la entidad reciba apoyo extraordinario de su controladora en caso de estrés del soberano”.

Escenario positivo

“Podríamos revisar la perspectiva del banco a estable si revisáramos la perspectiva del soberano de nuevo a estable”.

CREDICORP

“La perspectiva negativa de la controladora financiera con sede en Bermudas, Credicorp, refleja los efectos potenciales que un deterioro en los fundamentos crediticios de Perú y el sistema financiero del país podría tener en la cartera de activos, los fundamentos y el flujo de dividendos de la empresa. A pesar de cierta diversificación regional, una parte sustancial de los dividendos que recibe Credicorp provienen de sus operaciones peruanas en diferentes segmentos de negocio financiero. Sin embargo, consideramos que esto se ve atenuado por la importante posición de activos líquidos de Credicorp a nivel de la controladora que asegura la cobertura del servicio de la deuda, incluso en un escenario de bajos ingresos por dividendos”.

Escenario positivo

“Podríamos revisar la perspectiva de Credicorp a estable si revisáramos la perspectiva del soberano de nuevo s a estable, y su el resto de los fundamentos crediticios se mantiene sin cambios”.

Comparte en:

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments