+ Banca

S&P baja la perspectiva a negativa de estable del BCP, BBVA, Scotiabank y Mibanco

La rebaja de la calificación de las entidades financieras siguió la revisión que la Clasificadora de Riesgo realizó de la perspectiva de Perú a negativo desde estable el lunes último.

+Finanz@s

Redacción digital

redaccion@revistaganamas.com.pe

14 Diciembre, 2022 / 3:48 pm

S&P Global Ratings revisó hoy las perspectivas a negativa de estable y afirmó las calificaciones de cuatro bancos peruanos: Banco de Crédito del Perú (BCP), Mibanco, Scotiabank Perú y BBVA Perú. Al mismo tiempo, afirmó las calificaciones y las perspectivas negativas de dos empresas con sede en Perú sociedades controladoras, Credicorp Ltd. e Intercorp Financial Services Inc. (IFS). Finalmente, afirmó las calificaciones y perspectivas estables de Interbank y Cofide.

Las acciones de calificación de las entidades financieras siguieron la revisión que la Clasificadora de Riesgo realizó de la perspectiva de Perú a negativo desde estable el lunes último. S&P señala que el prolongado estancamiento político entre los poderes ejecutivo y legislativo de Perú ha limitado la capacidad del gobierno para implementar políticas económicas de manera oportuna. Mientras que las instituciones económicas aún sólidas limitan el riesgo a la baja, la volatilidad política limita al gobierno capacidad para promover el crecimiento y abordar problemas estructurales de productividad de larga data, como una gran inversión en el sector informal y en infraestructura. El entorno externo relativamente favorable del país y los perfiles fiscales siguen siendo vulnerables a acontecimientos políticos adversos que podrían resultar en mayores erosión de la inversión o de malas políticas económicas, en un escenario más extremo.

 

Refiere que el Análisis de Riesgo País de la Industria Bancaria (BICRA) del Perú incorpora el impacto de la volatilidad política. Indican que sus criterios bancarios utilizan las puntuaciones de riesgo económico y de riesgo de la industria de nuestro BICRA para determinar la ancla, el punto de partida para asignar una calificación crediticia del emisor. “Para el Perú, el ancla para un banco comercial que opera sólo en el país es ‘bbb-‘. La tendencia del riesgo económico de Perú es negativa, reflejando los riesgos a la baja para el crecimiento y las inversiones debido a la continua volatilidad política en medio de la recuperación en curso de los efectos de la pandemia. Podríamos debilitar nuestra evaluación del riesgo económico del BICRA si los acontecimientos políticos en curso reducen significativamente la resiliencia en el economía, perjudicando el desempeño operativo y la calidad de los activos de los bancos. También controlaremos si los retiros adicionales de fondos de pensión tienen implicaciones para la industria bancaria”, refiere un comunicado de la Clasificadora.