INICIO / banca /

Solo el 31.3% de créditos del Banco Azteca del Perú son a clientes bancarizados

Solo el 31.3% de créditos del Banco Azteca del Perú son a clientes bancarizados

7:00 am / 22 Septiembre, 2021

La Clasificadora Moody’s advierte el deterioro observado en la cartera de créditos del Banco Azteca Perú, lo cual se plasma en un importante incremento de la Cartera Problema (Cartera problema = Créditos Atrasados + Refinanciados y Reestructurados) y de la Mora Real al 30 de junio de 2021 (a 23.09% y 46.49%, respectivamente, desde 15.46% y 34.98% al cierre del ejercicio 2020), ubicándose ambos indicadores desfavorablemente por encima del promedio de la Banca de Consumo (8.64% y 26.72%, respectivamente).

Un reciente informe de la Clasificadora señala que al 30 de junio de 2021, se observó un mayor desplazamiento de créditos desde categorías de menor riesgo hacia la Cartera Crítica (créditos en Deficiente, Dudoso y Pérdida) respecto del cierre de 2020, comportamiento que estuvo asociado al reinicio en el conteo de los días de atraso de la cartera congelada, así como al vencimiento de los periodos de gracia asociados a la cartera reprogramada. Lo anterior, sumado al menor stock de provisiones producto de la contracción de la cartera y de la no reposición de provisiones voluntarias aplicadas a específicas, ha afectado el ratio de cobertura de la Cartera Crítica al situarse dicho indicador en 55.58%, desde 85.44% al cierre de 2020.

 

Del mismo modo, y a diferencia de periodos anteriores, las provisiones no lograron cubrir la cartera problema, al retroceder el ratio de cobertura a 91.25% al corte de análisis, desde 193.54% en el 2020, comportamiento que también recoge el incremento de la cartera refinanciada, plasmado también en un deterioro del indicador de compromiso patrimonial, precisa el informe.

Al respecto, Moody’s subraya que resulta relevante que el Banco realice los esfuerzos necesarios para fortalecer gradualmente el indicador de cobertura de la cartera problema y situarlo nuevamente por encima de 100%. Todo lo anterior toma relevancia ante el importante porcentaje de créditos reprogramados que todavía registra el Banco, los cuales representaron el 58.68% de las colocaciones brutas al 30 de junio de 2021 (59.82% al cierre de 2020), considerando que el Banco se enfoca en créditos de consumo y a un sector de la población de mayor riesgo y vulnerable ante ciclos económicos desfavorables como el actual, a lo cual se suma que, por su propia naturaleza, los créditos de consumo no cuentan con garantías reales.

 

No bancarizados

En esta línea, la Casificación refiere que el porcentaje de créditos de consumo a clientes no bancarizados sobre la cartera total todavía es alto, los cuales se caracterizan por tener un perfil de riesgo mayor. Al respecto, al 30 de junio de 2021, el 31.3% de la cartera se concentró en clientes bancarizados (23.5% al cierre de 2020), plasmándose los esfuerzos del Banco de incrementar dicha participación, subraya Moody’s.

Con referencia a la cartera reprogramada, el informe menciona que, al 30 de junio de 2021, los créditos reprogramados que se acogieron al Programa de Garantías COVID-19 representaron el 28.96% de las colocaciones brutas del Banco, la cual se activará y será mayor en la medida que los deudores cumplan con el cronograma de pagos.

El principal reto que mantiene el Banco es que la cartera originada por el modelo nuevo de negocio (bancarizados) sustituya rápido la cartera legada por el modelo antiguo (alto riesgo) y que, con ello, las colocaciones brutas retomen el crecimiento. En esta línea, según la información proporcionada por el Banco, en los primeros seis meses del 2021, el nuevo modelo ha generado margen financiero neto y margen operacional (antes de gastos administrativos) positivo, a diferencia del modelo antiguo. BAZ estima que, al cierre del presente ejercicio, por lo menos dos tercios de la cartera corresponda al modelo nuevo, permitiendo una estructura financiera con punto de equilibrio mensual a fin de empezar a generar utilidades a partir del año 2022, precisa la Clasificadora.

 

Al respecto, menciona que bajo el nuevo plan de negocios, los esfuerzos del Banco están enfocados principalmente en estabilizar la cartera, a través de: i) el crecimiento de colocaciones en clientes con mejor perfil de riesgo (bancarizados), siendo importante indicar que se observa una disminución de la Probabilidad de Incumplimiento teórica de desembolso del Banco (11.7% a junio de 2021, desde 18.8% al cierre de 2020 ), según información proporcionada por la Gerencia; asimismo, el Banco ha lanzado un nuevo producto de crédito llamado Prestahorro, el mismo que destina una porción de dicho crédito a cubrir una garantía líquida que se mantiene en una cuenta de ahorros relacionada (36.5% de los desembolsos al 11 de julio de 2021), permitiendo mejorar el riesgo del crédito, contrarrestar los efectos de la Ley del Tope de Tasas de Interés y reactivar las colocaciones; ii) el incremento de ingresos por servicios financieros (venta de seguros) y por derecho de llave por contratos de prestación de beneficios asociados, siendo importante señalar que, el 30 de junio de 2021, el Banco firmó un Convenio Marco sobre Prestación de Servicio del Programa de Beneficios Negocios, Educativos y/o Hogar y otro Convenio sobre Prestación de Servicio de Beneficios por Asistencia en Sepelio y Asistencia de Salud (ingresos por S/11.8 millones más IGV en ambos contratos); adicionalmente, BAZ se encuentra gestionando la renovación del Contrato para la Comercialización de Seguros con empresas aseguradoras; y iii) la reducción de provisiones de cartera a través de la implementación de mejoras en la originación de créditos y en la gestión de cobranzas, siendo relevante mencionar que, al mes de junio de 2021, el porcentaje de créditos desembolsados a clientes bancarizados sobre los desembolsos totales (mensual) ascendió a 87.23%, superando el objetivo del Banco de 80.0%.

Comparte en:

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments