INICIO / afp /

En el Perú 2.5 millones de mujeres trabajadoras aportan en el Sistema Privado de Pensiones

En el Perú 2.5 millones de mujeres trabajadoras aportan en el Sistema Privado de Pensiones

4:06 pm / 7 Marzo, 2018

El rol de la mujer en el campo laboral ha venido evolucionando con el pasar de los años, y esto ha venido reflejándose en el incremento del número de mujeres trabajadoras que se incorporan al Sistema Privado de Pensiones (SPP). Pues a inicios de la creación del sistema, se tuvo un total de 194,681 afiliadas, que 25 años después, se incrementaron a 2.5 millones de trabajadoras; creciendo a una tasa promedio anual de 48%.

Este rápido crecimiento visto en las mujeres, ha demostrado ser más grande que el de los hombres, lo cual ha permitido que la participación de las afiliadas incremente de 31% a 38.5% entre 1993 y el 2017. Por otro lado, se ha visto un rápido avance de la cobertura del SPP en la Población Económicamente Activa (PEA); sin embargo, el objetivo previsional de cualquier país, es que su población tenga una cobertura al 100% del sistema de pensiones.

En cuanto a la evaluación de la edad en la que las mujeres se afilian al SPP, se ha podido notar, que ahora las mujeres se ingresan al sistema desde más jóvenes, lo cual está muy relacionado a la edad en la que se incorporan a un trabajo formal; hace 17 años solo el 39% de afiliadas se encontraba en un rango menor a los 25 años, pero en el último año, esta tasa aumentó a 58%.

Según la presidenta de la Asociación de AFP, Giovanna Prialé, el hecho de que las mujeres empiecen a aportar a su fondo para la jubilación desde temprana edad, es de suma importancia para la construcción de su futura pensión; dado que así aprovecharán un mayor tiempo de generación de rentabilidad, y sus aportes ganarán más.

De acuerdo al incremento del número de afiliados por departamentos, Piura, Lima, La Libertad, Loreto y Arequipa, son los que presentaron una variación promedio anual más alta, respecto a las demás localidades. Sin embargo, Apurímac, Huancavelica y Pasco registraron una tasa negativa en cuanto a afiliación.

Por otro lado, en ninguno de los departamentos se supera el 50% de cotizantes; el promedio de cotizantes es de 42%, es decir que solo 4 de cada 10 mujeres aportan activamente a su AFP. Para Prialé, esta conducta podría sugerir un gran riesgo para las mujeres que dejan de aportar, pues estarían quedándose sin la cobertura del seguro de invalidez y sobrevivencia.

“Las trabajadoras afiliadas al SPP deben recordar que para que mantengan activo el seguro de invalidez y sobrevivencia, deben de tener cuatro aportes dentro de los últimos ocho meses de diagnosticada la invalidez. Esto es importante, debido a que si sufren un accidente o padecen una enfermedad que ya no les permite trabajar, tendrán acceso a una pensión por invalidez; y en caso de fallecimiento sus beneficiarios contarán con una pensión de sobrevivencia”, apuntó.

Finalmente, según información de las trabajadoras que se encontraban afiliadas al 2012, la densidad de cotización (porcentaje de meses aportados en 12 meses), para el caso de independientes era de 63%, con un salario promedio de S/1,142 y donde el 22% hacía más de un aporte, en promedio, por mes; mientras que en el caso de las dependientes la densidad de cotización era de 77% con un salario promedio de S/2,448 y donde el 10% hacía más de un aporte al mes.

En el caso de las trabajadoras que tenían un salario mayor a la Remuneración Mínima Vital (RMV) de la época (S/675), las independientes presentaban una densidad de cotización de 70%, con un salario promedio de S/1,380 y donde el 25% realizaba más de un aporte por mes; mientras que las dependientes tenían una densidad de cotización de 80%, con un salario promedio de S/2,613 y donde el 11% hacía más de un aporte al mes.

En el análisis realizado para el 2017, las trabajadoras dependientes presentaron una densidad de cotización de 64%, con un salario promedio de S/1,153 y donde el 55% realizó más de un aporte al mes. En el caso de las dependientes, la densidad de cotización fue de 80%, con un salario promedio de S/2,908 y donde el 29% hacía más de un aporte al mes.

En el caso de las trabajadoras que registraron un salario mayor al RMV (S/850), las independientes tuvieron una densidad de cotización de 71% con un salario promedio de S/1,382 y donde el 50% realizó más de un aporte al mes; mientras que las dependientes presentaron una densidad de cotización de 84% con un salario promedio de S/3,156, y donde el 28% realizó más de un aporte al mes.

De esta manera, se identifica que en los últimos cinco años, las mujeres trabajadoras afiliadas al SPP registraron un incremento en su salario promedio, tanto las independientes como independientes; avance que se ha visto también en la frecuencia de aportes que realizan al año. Por otro lado, el porcentaje de trabajadoras que realizan más de un aporte al mes también aumentó.

Comparte en: